Tostadora.

Su funcionamiento es básico y específico, tiene la única función de tostar el pan, para dejarlo crujiente y delicioso. Suele utilizarse para preparar el desayuno que está conformado por pan tostado, huevos y si tienes tocinetas también, o salchichas. Al estilo americano, digamos. También para merendar es ideal, ya que el pan tostado combina muy bien con jaleas, salsas o chocolate en presentaciones como la Nutella.

Toda persona que tiene uno de estos en casa, no puede dejar de usarlo. Es ideal en esas mañanas donde estamos apurados, todo lo hacemos corriendo y necesitamos preparar el desayuno lo más rápido posible. Es cuestión de tener algo para untar y esperar unos pocos minutos mientras vamos haciendo algo más.

El mercado de electrodomésticos te ofrece una infinidad de tostadoras para comprar. Desde la básica, hasta la más moderna, es cuestión de que elijas la que más te gusta y con la que te sientas más cómodo.

Puedes tenerla sobre el mesón de la cocina y dejarla allí después de usarla, verás que no estorbará y pues si combina con la cocina, es mucho mejor, por eso debes encargarte de cubrir estos pequeños detalles a la hora de adquirirla. Aunque sus dimensiones, la hacen perfecta, como para que puedas guardarla sin ocupar mucho espacio.