Ventilador de Pie.

Si no te gusta el frío y lo que buscas es refrescarte, el ventilador de pie es el electrodoméstico que necesitas. Suelen ser económicos, y muy prácticos, porque no requieren de alta tecnologías y pueden colocarse en cualquier habitación de tu hogar sin problema.

Al igual que el ventilador básico, cuentan con un sistema que les permite rotar sobre su propio eje, de un lado al otro, lo que hace posible que el aire generado llegue a muchas partes del lugar donde se encuentre, y como está a cierta altura, mantiene el ambiente aún más fresco que el ventilador convencional, sobre todo en esos momentos donde se hace presente el calor. Por su nombre, es fácil deducir que cuenta con un pedestal o tubo que puede ajustarse al nivel de altura de tu preferencia.

Además, tiene la capacidad de cambiar de velocidades con tan sólo presionar un botón. La cantidad de niveles suele variar, aunque dependerá del modelo en gran parte.

El diseño de las aspas puede ser diferente con cada marca, a pesar de esto, todas serán funcionales y su objetivo será meramente decorativo. Es decir, no debes preocuparte por este detalle, a menos que busques un modelo en específico.

Se venden como una opción económica que no estará de más en tu hogar. Tu familia disfrutará de espacios más frescos sin duda.